CRÓNICA DEL TEXASMAN X-50

Han pasado varias semanas desde que competí en el 70.3 de Campeche donde fue una competición muy dura además de que no llegué en mi mejor momento. Durante este tiempo he aprovechado para entrenar más y mejor… y preparar mi nuevo reto que será dentro de dos semanas, el IM 70.3 de Monterrey, también en México. Me encanta el país azteca, su gente vive el triatlón con mucha pasión y yo encantada de ir allí a competir.

A dos semanas de Monterrey decidí correr una prueba que me queda muy cerca de casa, el TexasMan X-50 a modo de preparación… y fue una gran sorpresa ya que conseguí ganar el primer lugar de la general femenina. La verdad que es una sensación “extraña” para una triatleta popular como yo el llegar primera y poder levantar la cinta, pero bueno, estoy feliz sobre todo por las sensaciones de la carrera. Sé que este no es mi lugar, ya que yo compite como age group… pero bueno, por una vez pude sentirme como una PRO por unos segundos.

Me tomé la competición del TexasMan X-50 como un entrenamiento de calidad, realizando un gran desayuno y cuidando muy bien la alimentación en carrera para poder rendir bien hasta el final. Las distancias eran 1 milla de natación, 40 millas de ciclismo y 9 millas de carrera a pie. Salí bien del agua, que es mi peor segmento pero donde noto que poco a poco estoy mejorando, posteriormente la bici estuvo muy dura con un viento fortísimo que me impedía avanzar. Posteriormente pese a la dureza de la bici me bajé fuerte a correr y pude hacer un buen parcial, a unos ritmos de 4’30-4’40’’ el km, por lo que acabé muy satisfecha.

Ahora dentro solo me queda realizar la puesta a punto estos días y el próximo 14 de mayo competir en el 70.3 de Monterrey.

Como siempre a mis patrocinadores por confiar en mi, Felt Bicycles Ecuador, Saffeti Ecuador, Catlike Hermets, Roka Sports y Toscana Pastas. También agradecer el gran trabajo de mi entrenador Matt Lieto.

No Replies to "CRÓNICA DEL TEXASMAN X-50"


    Got something to say?

    Some html is OK